3.11.14

Más de 150 expedicionarios se apuntan al estreno de la ruta jacobea con salida desde l’Alfàs

75 peregrinos llegados de Elche, Alicante, Benidorm, Denia, l’Alfàs, Callosa d’en Sarrià, Polop, Xirles, La Nucía, Altea, Xàbia, Campello, Finestrat y Almansa, según las credenciales selladas bajo el emblemático pino de la Plaza Mayor. Pero a la 1ª ruta jacobea con salida oficial desde l’Alfàs del Pi, para alcanzar Benidorm y culminar en Finestrat, han acudido no solo peregrinos sino muchos más de 150 caminantes, la mayoría amantes del senderismo y montañeros experimentados con kilómetros en la mochila, que han aportado la confianza y fuerza necesaria para no tirar la toalla al resto de intrépidos que se han animado a emprender la aventura, recorriendo por primera vez la cresta de la Serra Gelada.
Una iniciativa del alfasino José Ángel García, miembro de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago, respaldada y apadrinada por el Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi, desde las concejalías de cultura, patrimonio y servicios técnicos. A los titulares, Rocío Guijarro y Juan Carlos Casiano y al alcalde, Vicente Arques, ha querido en primer lugar dar las gracias José Ángel, promotor de esta primera ruta oficial a Santiago de Compostela con salida desde l’Alfàs. Gracias extensivas a todos los expedicionarios, más 150 caminantes ,“ha sido emocionante la respuesta de la gente”.
Este primer tramo de 22 kilómetros de la ruta jacobea del sureste de Alicante, con salida desde l’Alfàs del Pi, ha sido posible gracias al apoyo desinteresado de muchas personas como Federico, presidente de la asociación alicantina, “Germán Serrano, Jaime Cortés, Álvaro Lazaga, Fernando Escudero, Pepe Tonda, Carmen Rodríguez, Asun Cabezuelos”… porque han ayudado a realizar la expedición por dos caminos diferentes, explica José Ángel. El más sencillo, por la falda de la Serra Gelada, seguido por la mayoría de peregrinos, y el otro camino para gente mejor preparada físicamente, subiendo hasta la cima. Ambos atraviesan los tres municipios: l’Alfàs, Benidorm y Finestrat y ambos muestran otra cara, la más desconocida de las tres poblaciones, por el visitante. Si la belleza del paisaje es impresionante, lo mejor del camino siguen siendo las personas que nos descubre y esperamos reencontrar.