24.9.14

La iglesia de Callosa d´En Sarrià arranca con su Restauración

En los tiempos actuales todo euro cuesta y esto ha supuesto esperar un año entero para poder reunir las subvenciones y donativos que han hecho posible acometer las obras de la primera Fase, la reparación de la Fachada Norte del Crucero. Las obras se iniciaron con gran ilusión el día 19 de Agosto de 2014, y enseguida llegaron las sorpresas. La fachada, en su nivel más alto, estaba más dañada de lo en que en principio parecía y eso provocó que el método de reparación cambiara….y se encareciera más. Los técnicos responsables de la obra de Restauración han podido comprobar que el estado general de la Iglesia de San Juan Bautista está peor de lo que parece, y esto significa que las obras que se querían acometer en el plazo de diez años, tengan que llevarse a cabo lo antes posible. En cuanto a la fachada Norte del Crucero, ésta ya ha sido reparada, sus grietas eliminadas. Las lluvias que vendrán en invierno amenazaban con seguir aumentando los daños a esa zona y era urgente tapar todas las aperturas, algunas de hasta 10 cm. de ancho. La Fase 1 ha sido un éxito. La sorpresa ha venido al explorar la cúpula azul tan querida por los callosinos, signo de identidad del pueblo. Consta de dos cúpulas bajo sus tejas azules y blancas. El pasado 5 de Septiembre, los arquitectos accedieron al interior de la Cúpula. En ese momento se comprobó su aparente mal estado y de inmediato se procedió a cerrar la Iglesia para evitar daños mayores. Ha sido “un susto”, pero una medida preventiva hasta que los análisis y estudios técnicos dieran sus resultados, comentaba una de las responsables de la restauración.
Durante dos semanas se ha estudiado con detalle la composición de la cúpula y su estado. La superior está quebrada, y necesita reparación urgente o caerá. Pero la inferior, que es la interior está en casi perfectas condiciones, por lo que no es arriesgado entrar en el templo.
A pocos días de las Fiestas Patronales muchos Callosinos han clamado a su Patrona poder celebrarlas en su Iglesia Arcipestral. Y parece ser que les ha escuchado. Pero tan sólo por un tiempo, es una tregua. Los Callosinos y demás afines a Callosa deberán buscar la manera de afrontar el reto de la reparación de su Iglesia en un plazo casi inmediato si no quieren ver cómo cierra sus puertas de nuevo, pero por un periodo más largo. El equipo que lleva la coordinación de la restauracion del templo ha coincidido en que “La Restauración ha arrancado y no debería parar ni siquiera a repostar”.