4.11.14

Miles de visitantes en Todos los Santos

  Los Camposantos de la Marina Baixa se llenan de visitantes el primero de noviembre

En una fecha tan entrañable, como es el primero de Noviembre, miles de personas se han desplazado a los cementerios de sus localidades con el propósito de visitar a sus familiares fallecidos y recordarles de una forma especial. Es una fecha en la que además los  consistorios municipales de las poblaciones de la Marina Baixa aprovechan para embellecer y reacondicionar sus camposantos. En un ambiente familiar y respetuoso, los miles de vecinos de la comarca han llevado flores y otros agasajos al lugar donde descansan sus seres queridos.

Los diferentes municipios, además de prepararse para ésta fecha mejorando y embelleciendo las instalaciones, han dispuesto en su mayoría servicios de transporte especial para trasladar a todos aquellos que lo desearan hasta los correspondientes cementerios.

Este es el caso de Benidorm, que amplió los servicios de transporte de autobús urbano hacia el cementerio de Sant Jaume. En el caso de La Vila, el Servicio Municipal de Transporte también se incrementó en los servicios hasta el Cementerio durante todo el día.  L’Alfàs por su parte, ha venido preparando durante toda la pasada semana el interior, acceso y aledaños del cementerio municipal, embelleciendo y remozando sus instalaciones. La Nucía también recibió con fervor la fiesta de “Todos los Santos”. El ayuntamiento hizo saber que en 2014 ha realizado diversas actuaciones en el Cementerio Municipal (adquisición de una máquina elevadora de féretros, asi como ampliación y reforma del almacén del Cementerio.
En el caso de Callosa d’en Sarrià, el Ayuntamiento tambien ha previsto un servicio de transporte especial, que ha funcionado perfectamente y ha trasladado a centenares de vecinos de esta localidad hasta su camposanto. Un camposanto en el que ha tenido lugar, durante las ultimas semanas, un exhaustivo trabajo de embellecimiento, limpieza, ajardinado y que contó  con la visita del equipo de gobierno, con el alcalde a la cabeza, quien supervisó que todo estuviese perfectamente dispuesto para la fecha.
En definitiva, la fiesta de Todos los Santos transcurrió de forma tranquila en toda la Marina Baixa, con una gran afluencia de familias que aprovecharon la estupenda climatología para disfrutar de un sabado muy especial. Ahora y hasta el año que viene aun podemos visitar, en tantas ocasiones como deseemos, nuestros preciosos Camposantos.